Productos de embalaje flexible

Protección Anticorrosión VCI

¿Qué es la corrosión?

La corrosión es el proceso que tiene lugar cuando las propiedades esenciales dentro de un determinado material comienzan a deteriorarse, después de la exposición a los elementos del entorno.

Muy a menudo, este deterioro se hace visible en los metales y nos referimos a él como óxido. Lo que ocurre en este caso es que las reacciones químicas surgen por una exposición del metal a la presencia de agua y oxígeno.    

Por lo general, la corrosión es la oxidación de los metales en presencia de agua o vapor de agua, y se conoce como la oxido (hierro, acero), óxido blanco (acero galvanizado), y otros términos de fallos de corrosión tales como el deslustre, picaduras, descamación y desprendimiento.

Protección contra la corrosión

Para luchar contra la corrosión en los envases y embalajes, y evitar la aparición de oxido, existen dos tipos de protección:

Protección Activa o Química

Lucha contra la corrosión mediante la modificación de los procesos físicos. Entre los más importantes está la creación de una atmosfera protectora VCI ( inhibición de la corrosión por vapor)

Protección Pasiva o Física

Lucha contra la corrosión creando barreras contra la humedad.

  • Envases y embalajes de plástico junto con arcillas/sales descantes
  • Embalajes Barrera (complejos de aluminio)
  • Embalajes al vacio

 

Protección anticorrosión VCI ANTIOX®

Los productos VCI ofrecen protección contra la corrosión y la aparición de oxido de varias maneras.

Barrera Física

Al actuar como una barrera física protectora contra la suciedad externa y la abrasión, y también como una barrera que ayuda a bloquear los gases/ácidos corrosivos contaminantes desde fuera del material embalado (tales como dióxido de azufre o sulfuro de hidrógeno), evitando de ese modo el contacto de estos gases corrosivos con las superficies metálicas a proteger.

Atmosfera Protectora

Generando una atmosfera protectora con el inhibidor de la corrosión VCI, el cual al condensarse alrededor de la superficie metálica y ante la presencia de humedad o ácidos, crean una película protectora que impide la corrosión.do el contacto de estos gases corrosivos con las superficies metálicas a proteger.

Como actúa el VCI ANTIOX®

Pongamos en un espacio cerrado, una pieza o máquina de metal y un producto VCI ANTIOX®, cuyo vapor protector va generando la atmosfera protectora.

El proceso de inhibición comienza cuando el vapor entra en contacto con la superficie metálica y se condensa formando una fina capa de cristales de una o dos moléculas de espesor.

Ante la mínima presencia de humedad o ácidos, los cristales se disuelven y forman una película protectora sobre la superficie metálica que impide la corrosión.

Utilizaremos los papeles y plásticos VCI ANTIOX® para envolver y embalar la mercancía, o sobre las bandejas y separadores; los cartoncillos emisores se dispersarán entre las piezas que vayan a granel.

 

Cómo emplear los productos VCI ANTIOX®

Para un óptimo empleo del VCI, el primer factor a tener en cuenta es el tipo de material o mercancía sobre el que vamos a hacer la aplicación. Diversos matices condicionan que la protección antioxidante deba ser mayor o no:

Habrá que aumentar el nivel de protección:

  • Siempre que actúe sobre hierro fundido y acero con bajos niveles de carbono.
  • Cuando tratemos con productos acabados.
  • Si manipulamos grandes superficies metálicas.
  • Para almacenamientos de larga duración.
  • En previsión de cambios de temperatura bruscos.
  • Ante las inclemencias del ambiente marino.

Siempre que carezca de embalaje exterior.

  • Tratándose de aceros de alta aleación y de aceros recubiertos.
  • Con productos semi-acabados.
  • Cuando se actúe sobre poca superficie metálica.
  • En almacenamientos a corto plazo.
  • Si no se van a dar cambios de temperatura.

Para mercancías que lleven embalajes exteriores de calidad.

Consejos a la hora de embalar

  • Los VCI emigran del plástico y/o papel y tienden a depositarse sobre las superficies más cercanas. Por este motivo, conviene añadir algún material de VCI cada 35-40 cm., para que la saturación del interior del embalaje se logre en un tiempo mínimo antes de que otros factores contaminantes puedan causar corrosión.
  • Asimismo se debe evitar que el metal esté en contacto con la madera o el cartón ya que al ser materiales higroscópicos con un PH no neutro, pueden provocar la corrosión y / o absorber la humedad del ambiente
  • Cuantas más piezas - más superficie a proteger.
  • Guardar en el almacén durante 24h después de embalar.
  • Evitar embalar piezas calientes (para minimizar la condensación).
  • Reducir el contacto directo en los puntos de condensación.
  • Permitir a los vapores VCI fluir por el metal. Evitar colocar barreras entre el film VCI y el producto, como separadores o bandejas de cartón o plástico. En un momento dado se pueden perforar dichas barreras para dejar que los VCI circulen libremente.

Diseño y desarrollo web: Laluca Comunicación